Las momias de Guanajuato son un conjunto de cuerpos momificados naturalmente, las cuales han sido descubiertas después de la exhumación en tumbas del cementerio de Guanajuato, Gto. Siendo actualmente una de las mayores atracciones turísticas de ese estado mexicano, las momias son exhibidas en el “Museo de las Momias de Guanajuato”. En la actualidad son más de cien las momias que forman parte del inventario del museo. Cuenta con una exhibición temática que anualmente atrae cientos de miles de visitantes.

momia-guanajuato

Origen de las momias

En muchos cementerios municipales de México se requiere un pago por el derecho a sepultura si no se tiene contratada la perpetuidad a n de mantener una tumba con los restos de los difuntos. Cuando una tumba es abandonada, las autoridades locales ordenan la exhu- mación de los restos a n de liberar la tumba y pueda ser utilizada para otro difunto, práctica administrativa que ha sido realizada desde los inicios de la conformación de un cementerio. Los cementerios de Guanajuato capital no fueron la excepción y es en el año de 1865 que del Panteón de Santa Paula se exhumó el primer cuerpo momi cado, ya que la fosa en la que yacía no tenía registrados los pagos pertinen- tes, correspondiente al cuerpo del médico francés Dr. Remigio Leroy. Desde entonces y hasta 1958 continuaron los descubrimientos de cu- erpos momi cados debido a las especiales condiciones del subsuelo del lugar, sumadas a la presencia de nitratos y alumbre. Según el sitio de internet del museo se cuenta son 111 cuerpos de mujeres, hombres y niños momi cados los que conforman la colección del Museo de las Momias de Guanajuato, todos exhumados entre 1865 y 1989.

nin%cc%83o-momia-guanajuato

Museo de las momias de Guanajuato

El museo de las momias de Guanajuato se localiza en la explanada del panteón municipal de Guanajuato capital. Su origen se remonta al descubrimiento de las primeras momias en el panteón de Santa Paula en 1865, con el interés por parte de habitantes y visitantes en observar el resultado de la momificación natural de los cuerpos. En un inicio las momias descubiertas fueron almacenadas en las catacumbas del cementerio, las cuales podían ser visitadas acompañados por el sepulturero. La entrada a las catacumbas era a través de una escalera de caracol desde el interior del cementerio. Los cuerpos momificados se

encontraban de pié recargados en los muros de las catacumbas de tal forma que los visitantes pasaban por el centro, existiendo la posibilidad de tener contacto directo con los cuerpos.

El número de visitantes que querían ver a las momias de Guanajuato se incrementó considerablemente después de ser mostradas en la película “El Santo contra las momias de Guanajuato” en 1970, protagonizada por el mítico luchador el Santo, el enmascarado de plata. Las catacumbas resultaron insuficientes para atender la demanda de visitantes y aunado a la necesidad de mantener las momias en un entorno protegido y en condiciones ambientales adecuadas, el gobierno local inició la construcción de un museo.

Desde la conformación del Museo de las Momias de Guanajuato, sus instalaciones tuvieron escasas modi canciones, hasta que por iniciativa del presidente municipal en turno Eduardo Romero Hicks, sufrió una remodelación substancial. La reinauguración tuvo lugar el 21 de marzo de 2007, siendo importante resaltar que la modi canción y digni canción de espacios museográ cos, se realizó en menos de 60 horas, significando un verdadero reto para los trabajadores de Guanajuato.